top of page

Las mascotas y como nos ayudan durante la depresión

Siempre les hablo de mi perritas son lo mejor que me ha pasado en la vida, al no poder ser mamá desarrollar todo ese amor maternal hacia ellas fue muy sanador. Y los quiero contar como todas esas emociones influyen para bien.



Las mascotas pueden desarrollar una variedad de emociones, incluyendo alegría, tristeza, miedo, enojo y amor hacia sus dueños. Esto se debe a que los animales tienen sistemas neurológicos complejos que les permiten experimentar emociones similares a las de los seres humanos.

Algunas mascotas también pueden desarrollar un fuerte vínculo emocional con sus dueños, lo que puede aumentar su nivel de felicidad y reducir su estrés. Sin embargo, el nivel de comprensión emocional de una mascota depende de su especie, su personalidad individual y su experiencia previa.


La terapia con mascotas o terapia asistida por animales se ha demostrado efectiva en el tratamiento de la depresión. Las mascotas pueden proporcionar compañía, apoyo emocional y una sensación de aceptación incondicional que pueden ayudar a mejorar el estado de ánimo de una persona con depresión. Además, las actividades relacionadas con las mascotas, como caminar o jugar con ellas, pueden aumentar los niveles de endorfinas y serotonina, lo que también puede ayudar a aliviar la depresión. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la terapia con mascotas no es un tratamiento sustitutivo para la depresión y debe ser utilizada como parte de un plan de tratamiento más amplio que incluya terapia psicológica y, si es necesario, medicación.



Al elegir un terapeuta para tratar la depresión, es importante tener en cuenta los siguientes factores:

  1. Credenciales: Asegúrese de que el terapeuta tenga una formación adecuada y esté certificado por una organización profesional reconocida.

  2. Experiencia: Elije a un terapeuta con experiencia en el tratamiento de la depresión y que tenga un historial comprobado de ayudar a otras personas con problemas similares.

  3. Estilo terapéutico: Investiga diferentes estilos terapéuticos y encuentra un terapeuta que utilice un enfoque que te parezca adecuado y que creas que te ayudará.

  4. Comodidad: Es importante que te sientas cómodo y seguro hablando con el terapeuta. Si no te sientes cómodo con un terapeuta en particular, considere buscar a otro.

  5. Costo y cobertura de seguro: Antes de programar una sesión, investiga los costos y verifica si tu seguro médico cubre el tratamiento con un terapeuta determinado.

Recuerda que encontrar un terapeuta adecuado es un proceso personal y puede llevar tiempo. No te desanimes si no encuentras al terapeuta perfecto de inmediato. Sigue buscando hasta que encuentres a alguien con quien te sientas cómodo y con quien puedas trabajar efectivamente para mejorar tu salud mental.

3 visualizaciones0 comentarios

Σχόλια

Βαθμολογήθηκε με 0 από 5 αστέρια.
Δεν υπάρχουν ακόμη βαθμολογίες

Προσθέστε μια βαθμολογία
bottom of page